Por qué debería hacer una comparación cruzada de su laboratorio de análisis de lubricantes

Por qué debería hacer una comparación cruzada de su laboratorio de análisis de lubricantes

Free
Categorías:

Acerca de este Curso

Han pasado dos años desde que nació mi primer hijo. Recuerdo haber ido con mi esposa a las consultas médicas donde se le realizaron innumerables exámenes y pruebas para confirmar que el embarazo estaba progresando como debía. Hubo mediciones, lecturas y ocasionalmente análisis de sangre. Uno de los análisis de sangre estaba diseñado para detectar anomalías genéticas. La literatura sobre esta prueba explicaba que existía la posibilidad de falsos positivos y falsos negativos. Se tomaron varias muestras para garantizar que la prueba se hubiera realizado con precisión y los resultados pudieran verificarse. Nuestro hijo nació feliz y saludable, pero en mi mente quedaron los recuerdos de todas las pruebas y la búsqueda de precisión en los resultados.

De manera similar, cuando usted recibe consejos médicos que no le gustan o no acepta, generalmente busca una segunda opinión de un médico u hospital diferente. Aunque a veces puede obtener mejores noticias o resultados distintos, muchas veces recibe los mismos resultados, lo que confirma el diagnóstico o las recomendaciones de sus médicos. Esta misma lógica puede aplicarse a los laboratorios de análisis de lubricante.

Asegure la integridad de los datos de sus análisis

¿Cuántas veces ha enviado a analizar una muestra de aceite y ha obtenido resultados que parecían extraños o con información que no es posible aceptar? Si bien esta no es la norma con los datos del análisis de lubricante, suele suceder. Cada resultado debe ser examinado y revisado. Busque cualquier cosa que parezca fuera de lo común. Al final del día, los laboratorios pueden cometer errores, por lo que depende de usted garantizar la integridad de sus datos.

En el pasado, se ofrecían servicios de análisis de lubricante en los que trimestralmente se tomaban muestras de las máquinas, se analizaban los resultados y el cliente tomaba la acción correspondiente. La metodología era muy ordinaria. Si los resultados se etiquetaban como verdes, no se hacía nada. Si los resultados se marcaban como amarillos, se tomaba otra muestra en las próximas semanas. Si la muestra se marcaba como roja, se cambiaban el aceite y los filtros. No se hacía un análisis a profundidad, y los datos que estaban en los reportes del laboratorio se trataban como una verdad absoluta.

Si bien este enfoque era demasiado simplista, producía resultados decentes para el personal en campo. Sin embargo, si el laboratorio cometía un error e informaba una propiedad del fluido, contaminación o desgaste en un estado crítico o rojo, se tomaban medidas inmediatas, lo que normalmente significaba hacer un drenado del aceite y cambiar los filtros sin tomar una muestra de seguimiento para confirmar la evidencia de un problema. Si uno de esos reportes en rojo hubiera sido un falso positivo, se podrían haber evitado varias horas de trabajo y, en algunos casos, miles de dólares en repuestos. Con esto podría haber pagado fácilmente la muestra secundaria o la acción de seguimiento requerida para garantizar que los resultados de laboratorio hubieran sido precisos.

Cuando recibe resultados de análisis de aceite que no son deseables, el primer paso generalmente es tomar una segunda muestra de aceite para seguimiento o confirmación y enviarla al laboratorio para realizar pruebas adicionales. Aunque este es un proceso fácil de implementar, requiere diligencia por parte de la persona que analiza los datos, así como de la persona que toma la muestra. Si la muestra original presenta una alarma crítica, es prioritario tomar otra muestra y enviarla al laboratorio para su análisis inmediato. Esto funciona bien para la mayoría de las organizaciones que están dispuestas a confiar en el laboratorio para tener sus propios estándares y políticas para garantizar la repetitividad de las pruebas. Otros prefieren tomar esto en sus propias manos y ser los dueños de sus propios datos.

Análisis de lubricante en sitio

Con tantos fabricantes de instrumentos de laboratorio que ahora ofrecen equipos más pequeños y más fáciles de usar para aplicaciones de campo, el análisis de aceite en sitio es cada vez más popular. Estos dispositivos pueden efectuar una amplia gama de pruebas en el aceite usado y proporcionar datos útiles casi en tiempo real. Por supuesto, las mismas preocupaciones de consistencia que deben superar los laboratorios comerciales también se aplican a los laboratorios en sitio. Estos problemas pueden ser aún más difíciles para los laboratorios en sitio debido a los requisitos de capacitación y calibración de gran parte de los equipos. Aún así, son herramientas fantásticas para cualquier programa de análisis de lubricante.

Con demasiada frecuencia, cuando audito programas de lubricación, veo compañías que han invertido en equipos de pruebas pero no le dan el mantenimiento adecuado o no tienen personal dedicado para su mantenimiento y uso. Incluso para quienes hacen la inversión adecuada en equipo y personal, el laboratorio en sitio nunca debe sustituir el envío de muestras periódicas a un laboratorio comercial externo. En la mayoría de los casos, el laboratorio comercial podrá realizar pruebas más especializadas que el laboratorio en sitio y puede servir como una verificación crucial de sus protocolos de prueba internos y la precisión de sus equipos.

Comprobación de la precisión de un laboratorio

Una forma de verificar la precisión de cualquier laboratorio de análisis de lubricantes es usar lo que comúnmente se conoce como muestra de rastreo. Imagine que es una prueba ciega para determinar si la preparación de la muestra y los resultados son lo que deberían ser. Puede usar el mismo fluido en múltiples muestras o cambiar el fluido para ver cuáles serán los resultados.

La mejor práctica es utilizar una muestra de referencia de aceite nuevo, que luego puede utilizar para verificar si hay signos de agotamiento de los aditivos, cambios de viscosidad u otras diferencias en las propiedades físicas. En lugar de extraer una sola muestra de aceite nuevo, puede tomar varias. Con esto tendrá un banco de muestras de aceite del mismo lote de aceite nuevo, que ahora se convierten en sus muestras de rastreo.

Envíe la primera muestra de rastreo al laboratorio y pídale que la analice contra el conjunto normal de pruebas. Archive los resultados. Algunos meses después, envíe otra muestra de rastreo al laboratorio para su análisis. Recuerde, el aceite envejece, incluso dentro de una botella de muestreo, pero el cambio es muy leve. Por lo tanto, los resultados de las pruebas deben estar en el mismo rango. Si los resultados varían ampliamente, hay un problema con el equipo de prueba o en la preparación de la muestra. En última instancia, dependerá del laboratorio determinar el motivo, pero esto amerita una llamada telefónica para analizar los resultados. Este proceso es igualmente efectivo para los laboratorios en sitio. Solo asegúrese de que ellos no sepan cuándo les enviará una muestra de rastreo.

Para verificar la precisión de pruebas específicas, como el análisis de elementos o el conteo de partículas, puede optar por emplear diferentes fluidos. Por ejemplo, podría usarse queroseno ultra limpio para probar un contador de partículas. Al efectuar esta prueba en esta muestra, los resultados deben ser muy bajos. Si se obtienen altos conteos de partículas, podría ser un indicio de que algo no está funcionando correctamente.

Puede utilizarse aceite de turbina para verificar el análisis de elementos. La mayoría de los resultados de análisis de aceite para aceites de turbina aparecen en blanco en el resultado de los aditivos. Enviar una muestra de un aceite de turbina conocido y luego analizar los resultados del espectro de elementos puede proporcionar buena información sobre la repetitividad y la precisión de un laboratorio.

Algunas compañías prefieren usar diferentes laboratorios comerciales para probar la misma muestra de aceite y luego comparar los resultados. Esto es bastante común y se recomienda para la máxima precisión de los datos. Si bien puede no ser factible para hacerlo con cada muestra de aceite, es una buena práctica enviar periódicamente la misma muestra extraída de una máquina crítica a dos laboratorios diferentes y efectuar el mismo conjunto de pruebas solo para garantizar que sus datos sean confiables.

Programa de verificación cruzada de ASTM

La mayoría de los profesionales del análisis de lubricantes asume que los datos de su laboratorio son precisos e irrefutables, pero puede que este no sea siempre el caso. Es muy importante hacer una revisión de rutina de su laboratorio. Afortunadamente, ya existe un sistema para hacerlo. Se le conoce como el programa de verificación cruzada de ASTM (ASTM Crosscheck Program). Aunque este programa es voluntario, puede confirmar cuándo un laboratorio puede producir resultados precisos y consistentes.

El programa se basa en diferentes tipos de pruebas de aceite, pero incluye varias pruebas comunes que se realizarían en fluidos industriales, como viscosidad, conteo de partículas y análisis de elementos. Al igual que con la mayoría de los programas similares a este, hay varios subcomités para diferentes aplicaciones de aceite, como aceite automotriz y de turbinas. Independientemente del tipo de aceite, los parámetros de prueba deben ser consistentes, sin importar el laboratorio que realice la prueba.

El programa es bastante simple. Se envían muestras de aceite idénticas a los laboratorios participantes y se analizan. Todos los resultados se recopilan y se analizan para determinar qué tan exactos son los laboratorios para lograr resultados parecidos a partir de muestras de aceite similares. Esta es una información importante que debe buscar o solicitar cuando va a utilizar un laboratorio comercial. Pregunte si el laboratorio participa en el programa de verificación cruzada y si tiene alguna otra acreditación de control de calidad. A veces, es suficiente con hacer solo estas preguntas para identificar algunas deficiencias de un laboratorio.

Si planea realizar su propia verificación cruzada utilizando el método de las muestras de rastreo o empleando múltiples laboratorios, asegúrese de que todos realicen las pruebas de acuerdo con el mismo estándar de prueba ASTM. Incluso con algunas de las pruebas más comunes, como el análisis de elementos, hay varias formas de realizarlas, y cada una produce resultados ligeramente diferentes. Para ayudar a minimizar este riesgo, siempre pregunte o indique al laboratorio qué estándar de prueba ASTM usará. Además, asegúrese de seleccionar métodos que puedan ser verificados por su laboratorio local u otro laboratorio comercial.

Si sospecha que hay un problema con la prueba, al menos debe llamar al laboratorio y solicitar que la prueba se realice nuevamente. La mayoría de los laboratorios conservan una pequeña cantidad de cada muestra, comúnmente conocida como muestra de referencia o respaldo. Esta muestra se puede volver a analizar para confirmar o potencialmente corregir cualquier error en la muestra original. Esta práctica queda a criterio del laboratorio, por lo que requerirá que lo converse con ellos. Es más común entre los laboratorios comerciales y mucho más difícil para los laboratorios en sitio.

Conforme continúe refinando su programa de análisis de lubricantes, tenga en cuenta que los datos de su laboratorio pueden ser incorrectos. Use estas recomendaciones y converse abiertamente con su laboratorio para que pueda estar tranquilo sabiendo que los datos que recibe son lo más precisos posibles. Y, como siempre, nunca es una mala idea volver a verificar su laboratorio.